Conoce sus ventajas

De fácil mantenimiento:

El acero inoxidable debe limpiarse para mantener su buen aspecto y preservar su resistencia a la corrosión. Con un buen diseño y acabado, en exteriores se limpia con el agua de lluvia y en interiores, se limpia con productos que van desde el agua y jabón hasta los limpiadores comerciales para tal fin.

02